Suecia Otan

Suecia supera último obstáculo para su adhesión a la OTAN con ratificación de Hungría

Actualidad Europa

El parlamento húngaro ratificó la adhesión de Suecia a la OTAN, allanando el camino para el histórico paso dado por el país nórdico. Esta decisión marca un cambio significativo en la política de seguridad de Suecia, que ha mantenido su neutralidad durante dos guerras mundiales y el conflicto de la Guerra Fría.

La votación en el parlamento húngaro, que puso fin a meses de retrasos, fue el último paso necesario para completar la transición de Suecia hacia la OTAN. Este movimiento fue precedido por una visita del primer ministro sueco, Ulf Kristersson, a Hungría, durante la cual se firmó un acuerdo sobre armamento entre ambos países.

La adhesión de Suecia a la OTAN fue respaldada por una amplia mayoría en el parlamento húngaro, con 188 votos a favor, 6 en contra y ninguna abstención. El gobierno húngaro, liderado por Viktor Orban, enfrentó presiones de los aliados de la OTAN para alinear su postura y asegurar la adhesión de Suecia a la alianza.

Este paso representa un fortalecimiento de la OTAN, según declaraciones de legisladores y líderes políticos. La decisión de Suecia de abandonar su política de neutralidad en favor de una mayor seguridad dentro de la OTAN se produjo en respuesta a la invasión rusa de Ucrania en 2022.

Con la entrada de Suecia como miembro número 32 de la OTAN, el presidente Vladimir Putin ha conseguido, de hecho, lo contrario de lo que pretendía evitar con la guerra en Ucrania: una ampliación de la alianza, según líderes occidentales.

El proceso de adhesión de Suecia a la OTAN se vio obstaculizado, en parte, por objeciones de Turquía y Hungría, que mantenían relaciones más estrechas con Rusia. Suecia realizó modificaciones legislativas y flexibilizó las normas sobre venta de armas para cumplir con las demandas de Turquía. Además, Hungría expresó su descontento por las críticas suecas a la dirección del desarrollo democrático bajo el gobierno de Viktor Orban.

Este paso representa un cambio significativo en el equilibrio de poder y la seguridad en la región, así como un refuerzo de la posición de la OTAN frente a Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *