El cambio climático provocó una sequía ‘excepcional’ en el Amazonas

América Más Actualidad


La selva amazónica enfrenta una crisis sin precedentes debido a la sequía exacerbada por el cambio climático, según revela un estudio de la organización World Weather Attribution. La sequía del año pasado, que desencadenó incendios forestales devastadores y amenazó la supervivencia de millones de personas, ha sido alimentada por el cambio climático y la deforestación.

La deforestación en la Amazonía, el pulmón verde del planeta, ha reducido las precipitaciones y debilitado la capacidad de los árboles y el suelo para retener la humedad, creando un ciclo destructivo que aumenta la vulnerabilidad de la selva a los fenómenos climáticos extremos, como las sequías y los incendios forestales.

El río Amazonas y sus afluentes, vitales para la vida en la región, alcanzaron niveles de agua históricamente bajos el año pasado, lo que afectó no solo a la biodiversidad única de la selva, sino también a la infraestructura y la vida cotidiana de las comunidades locales. La sequía ha dificultado el transporte, afectado la generación de energía hidroeléctrica y pone en peligro la supervivencia de numerosas especies de vida silvestre.

Este devastador evento destaca la urgente necesidad de abordar el cambio climático y proteger los ecosistemas naturales, como la Amazonía, que desempeñan un papel crucial en la regulación del clima global y la conservación de la biodiversidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *